27/10/2020

Tropas estadounidenses en Colombia es una violación según 23 diputados colombiano

Haz una donación a Anon Candanga

Anon Candanga necesita su apoyo para seguir ofreciendo periodismo militar de calidad, para mantener nuestra apertura y proteger nuestra preciosa independencia. Cada contribución del lector, grande o pequeña, es muy valiosa. Apoya a Anon Candanga desde tan solo 1 €, y solo lleva un minuto. Gracias.

Tropas estadounidenses en Colombia es una violación según 23 diputados colombiano

El 5 de octubre, un grupo de 23 congresistas de la oposición colombiana presentó una denuncia disciplinaria contra el presidente Iván Duque ante la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes, por considerar una violación la presencia de tropas estadounidenses en el país.

Según el recurso judicial interpuesto por los senadores y representantes de los partidos Polo Democrático, Alianza Verde, Decentes, FARC, Maís y Colombia Humana, Duque violó la Constitución, al no contar con la autorización previa del Senado para permitir el ingreso del Ejército de Estados Unidos.

El documento explica que el jefe de Estado debe ser investigado por omitir sus responsabilidades como servidor público y no respetar la separación de poderes.

Asimismo, refiere que el mandatario colombiano ignoró la orden de la Corte de Cundinamarca el pasado mes de julio de suspender las actividades de la misión de las tropas estadounidenses, hasta que el Senado aprobara su implementación.

Al respecto, el senador Jorge Robledo explicó que Duque ha retenido al grupo de militares “ilegalmente”, ignorando “las órdenes de los jueces”, y advirtió que ni el presidente ni el ministro de Defensa tienen autoridad para violar la Constitución y la ley. .

“Presentamos una denuncia disciplinaria que hay que tomarse en serio, porque hoy está pasando algo muy grave en Colombia y es que hay tropas extranjeras violando la soberanía nacional y la legalidad de Colombia en la medida que están actuando en este país” Robledo adicional.

800 soldados yanquis están en Colombia sin que el gobierno de Duque haya solicitado siquiera autorización al Congreso de los Estados Unidos. Por el contrario, la cúpula militar se pone al servicio de las tropas estadounidenses, que estarán en territorios devastados por el abandono y el conflicto armado durante cuatro meses.

YOU MUST READ  26 de julio los empleados del Consulado General de los Estados Unidos en Chengdu, China, bajaron la bandera nacional

Sin dudarlo, el almirante Craig Faller, comandante en jefe del Comando Sur de los Estados Unidos, dijo: “La misión SFAB en Colombia es una oportunidad para mostrar nuestro compromiso mutuo contra el narcotráfico y el apoyo a la paz regional, el respeto a la soberanía y la promesa duradera defender ideales y valores compartidos.

Los soldados estadounidenses están presentes en las denominadas Zonas Futuras, que fueron lanzadas por el gobierno de Duque como complemento a los denominados Programas de Desarrollo Enfocado Territorialmente, TDPs, resultado del proceso de desmovilización de las FARC. Las Zonas Futuras son: Pacífico Nariñense, Catatumbo, Bajo Cauca y Sur de Córdoba, Arauca y Chiribiquete.

La presencia de militares estadounidenses en estas zonas, que constituyen el 2,4% del territorio nacional, es una violación a la soberanía y una burla a las instituciones y legislación colombianas, que establece que la presencia de tropas extranjeras debe contar con el permiso del Congreso colombiano.

“Soberanía” colombiana

En Colombia no hay soberanía, sino que el país tiene una relación semicolonial con Estados Unidos. El Ejército de los Estados Unidos posee 51 edificios en Colombia y arrienda 24 más, que suman más de 50 mil metros cuadrados. Además, actúan como “asesores” de la cúpula militar, cuando en realidad los tienen bajo su mando.

La actual misión de 800 militares tendrá bajo su mando las fuerzas conjuntas Hércules, Vulcano y Omega de las Fuerzas Militares de Colombia, y supuestamente estará en operaciones antinarcóticos, pero hechos recientes en los que se planeó una acción mercenaria para realizar una incursión imperialista en Venezuela, aumentan las sospechas sobre la participación del Estado colombiano en tal acción.

YOU MUST READ  Saqueadores mataron a tiros al ex jefe de la policía de St. Louis, David Dorn

Inútil y peligroso

También existe temor entre la población por los tratados que impiden el enjuiciamiento de los militares estadounidenses por sus crímenes. Debemos recordar que en la base de Tolemaida más de 50 niñas fueron violadas por militares estadounidenses que hoy gozan de impunidad en su país, sin que el Gobierno colombiano al menos se haya pronunciado. Por tanto, la presencia de estas tropas no solo viola la soberanía, sino que es un peligro real para las mujeres y niñas de estos territorios, además de ser una amenaza más para los luchadores sociales.

Además, la excusa con la que los traen para combatir el narcotráfico se desmorona cuando sabemos que es la propia clase política colombiana la que maneja ese negocio y que Estados Unidos es el principal consumidor. Las políticas de erradicación forzosa o persecución solo aumentan el costo de las drogas, incrementan la rentabilidad del negocio y dejan una ola de muerte a su paso. Esta “lucha” no es más que una excusa para seguir tomando posesión de territorios en las semicolonias y una provocación contra la vecina Venezuela.