07/03/2021

Otra víctima de la especulación capitalista …El Agua, un derecho humano fundamental

Haz una donación a Anon Candanga

Anon Candanga necesita su apoyo para seguir ofreciendo periodismo militar de calidad, para mantener nuestra apertura y proteger nuestra preciosa independencia. Cada contribución del lector, grande o pequeña, es muy valiosa. Apoya a Anon Candanga desde tan solo 1 €, y solo lleva un minuto. Gracias.

La especulación capitalista cobra una nueva víctima: El agua

El agua, bien básico de toda la vida en el planeta, comenzó a cotizar este lunes como un commodity (materia prima) en los indicadores de Wall Street, la principal plaza de especulación financiera e intercambio de futuros del capitalismo global.

La noticia ha escandalizado por tratarse de la financiarización de facto del bien público más sensible con que cuenta el planeta, lo que en síntesis implica la conversión de un derecho humano fundamental en mercancía.

Causas: Según indica la revista Forbes, una de las principales razones para promover la cotización del agua en la bolsa de valores está relacionada con su “escasez”, un hecho que, lejos de ser natural, se corresponde a la naturaleza extractiva del capitalismo.

“La explotación excesiva de este recurso por el sector primario, la industria y el consumo humano, así como el cambio climático, han llevado a que este recurso sea cada vez más escaso”, precisa la publicación empresarial.

Paradoja: La misma revista asegura que “2.000 millones de personas viven en países con graves problemas de acceso al agua, mientras que en los próximos años dos tercios del planeta podrían experimentar escasez de agua y millones de personas verse desplazadas”, una realidad que se vería agravada debido a la privatización de este bien primario que sustenta la vida en el planeta.

Dato: El índice Nasdaq Veles California Water Index (NQH2O), bajo el cual cotizará el agua a partir de ahora, en realidad funciona desde el año 2018, siendo utilizado para las transacciones del recurso en las zonas de California (EE.UU.).

Sin embargo, ahora adquiere una mayor amplitud al incluir a nuevas zonas del mundo y operadores financieros involucrados en el intercambio (especulativo) de derivados.

Detalles: Según Pedro Arrojo, economista y relator especial de la ONU para los derechos humanos al agua potable y al saneamiento, advierte que “Estos intercambios de concesiones entran en flagrante contradicción con las bases con las que se administra un bien público, más que flexibilizar, esto es el libre mercado que hace negocio con el agua, de repente alguien hace dinero a base de vender un derecho que le ha dado gratis el Estado”.

Consecuencias: El diario La Vanguardia reseña que una de las principales consecuencias de esta maniobra financiera sobre el agua sería “la acumulación de un recurso básico en unas pocas manos que podrían hacerse con los derechos del agua y luego revenderlos”.

Además, por ejemplo, “se plantean dudas sobre la afectación que tendría vender unos derechos de un agua que circula por un río y que si ve reducido su caudal tiene otras consecuencias a lo largo de su recorrido”.

Por qué es importante: La financiarización y privatización de facto del agua implica la ruptura de un nuevo límite del capitalismo con respecto a la naturaleza, llevando su lógica extractivista y de acumulación privada al extremo de atentar contra las bases de sustentación de la propia especie humana.

Así, el sistema capitalista continúa con su voraz expedición integral contra la vida, convirtiendo todo sus planos de existencia en mercancías intercambiables, incluso un bien común tan básico como el agua.