25/01/2021

Mike Pompeo presume de robar $40 millones en combustible perteneciente al pueblo venezolano

Haz una donación a Anon Candanga

Anon Candanga necesita su apoyo para seguir ofreciendo periodismo militar de calidad, para mantener nuestra apertura y proteger nuestra preciosa independencia. Cada contribución del lector, grande o pequeña, es muy valiosa. Apoya a Anon Candanga desde tan solo 1 €, y solo lleva un minuto. Gracias.

El Canciller de la República Bolivariana de Venezuela, Jorge Arreaza, dejó en evidencia el acto de piratería realizado por el gobierno de los Estados Unidos, en la acción acometida por el Departamento de Estado, en la que confiesan “robar” 40 millones de dólares en combustible que la República Islámica de Irán le vendería a Venezuela.

“@SecPompeo el Pirata de Estado de Trump, se jacta de robar $40 millones en combustible perteneciente al pueblo venezolano. Es la confesión de un criminal que sin duda enfrentará a la justicia algún día. Justicia poética será verlo sin trabajo en unos días. #GAMEOVER”, escribió en su cuenta twitter el alto funcionario.

La denuncia a la que hace mención, quedó plasmada en un trino de la propia oficina del Departamento de Estado en la misma red social, en la que se lee: “Secretario Pompeo: En agosto de 2020, EE.UU. incautó envíos de combustible de Irán con destino a Venezuela. Más de $40 millones que se destinaron a nuestro Fondo de Víctimas del Terrorismo, en lugar de a Maduro y representantes del terrorismo”.

Venezuela viene denunciando con ahínco el bloqueo ilegal que Estados Unidos impuso a su economía, pero que ahora se ve agravado con acciones criminales como esta, que son penadas por el derecho internacional.

El gobierno saliente de Donald Trump, junto a algunos pocos funcionarios fieles que le quedan, está en el ojo del huracán por sus muchas acciones criminales a lo largo de los cuatro años de ejercicio, agravados recientemente por la incitación a la violencia en el Capitolio, que dejó un saldo de cinco personas muertas.

YOU MUST READ  Trump antes de dejar la casa blanca rompe otro tratado el de Cielos Abiertos