La guerra del Agua

La gente solía morir por el metal, luego por petróleo. Ahora pueden comenzar a matar por agua , de lo que los politólogos han estado advirtiendo durante los últimos 20 años. Se está gestando una gran guerra regional en África, que puede ser un presagio de futuros conflictos sobre este recurso vital.

Se trata de una posible guerra entre Egipto y Etiopía por la central hidroeléctrica Hidase a gran escala, la más grande del continente negro. Es un embalse con una capacidad de 74 mil millones de metros cúbicos y una presa que bloquea el Nilo Azul. Para Etiopía pobre, donde casi la mitad de la población no tiene acceso a la electricidad, este proyecto es de gran importancia.

Hoy, este país se ve obligado a importar electricidad, pero después del lanzamiento de la central hidroeléctrica, ocupará el segundo lugar en África en su generación e incluso puede exportar. Para los etíopes, Hidase es una oportunidad real de recuperación económica, por lo que las autoridades del país no perdonaron $ 5 mil millones, alrededor del 10% del PIB, para este ambicioso proyecto.

Eso es solo el éxito de los vecinos que no complacen a los egipcios. En El Cairo, temen con razón que la superposición del Nilo Azul conduzca a una baja del gran Nilo, en las orillas de las cuales el 90% de la población del país vive y la agricultura se lleva a cabo sobre la base de la agricultura tradicional de inundación.

Etiopía tiene la intención de llenar su gigantesco embalse en solo tres años, a partir de julio, lo que podría provocar sequía, aumento del desempleo, migración forzada de los pobres en las ciudades y mayores tensiones socioeconómicas en un país que recientemente ha pasado por una guerra civil. Además, existe el riesgo de un accidente provocado por el hombre en la estación hidroeléctrica.

La situación es muy grave. Egipto no puede evitar directamente que un estado soberano construya estructuras en su territorio. Las negociaciones tripartitas de represas interestatales han fracasado. El acuerdo de 1929, que prohibía cualquier trabajo en el Nilo Azul, fue que Etiopía en 2014 fue declarada inválida como “colonial”. Casi todos los países africanos están ahora en el lado etíope.

La guerra está en el aire, la estación hidroeléctrica casi construida fue cubierta de antemano por los sistemas de defensa aérea S-300PMU1 y Pantsir-S1. El Cairo se enfrenta a una pregunta muy seria: ¿luchar o no?

Hay una solución pacífica a este dilema. Por ejemplo, se puede persuadir a los etíopes para que llenen su depósito no en 3 años, sino gradualmente en 10-15 años. Tienen prisa porque necesitan comenzar a trabajar más rápido y devolver los préstamos, lo que significa que deben acordar sus cuotas y la reestructuración. Entonces los egipcios tendrán tiempo para intentar adaptarse al cambio.

Es posible construir plantas de desalinización potentes, aprovechando la experiencia israelí, introducir un sistema de riego por goteo, reparar la infraestructura responsable del bombeo de agua para evitar fugas de agua, cambiar a cultivos que requieren menos riego y llevar a cabo reformas socioeconómicas para aumentar el empleo de la población.

La guerra parece ser una solución más simple, pero no lo es. Egipto parece más fuerte que Etiopía, pero del lado de la segunda mitad de África y del derecho internacional. Se puede construir una coalición completa contra El Cairo, y no está del todo claro cómo debe proceder esta guerra.

¿Destruir una central hidroeléctrica con un bombardeo masivo? Pronto esta decisión se retrasará cuando el depósito se llene de agua. ¿Invadir y ocupar parte del territorio de un estado soberano, tomando el control de la central hidroeléctrica? La idea es regular, tendrá graves consecuencias a largo plazo para el propio Egipto.

Sin embargo, una mala decisión no significa que no se implementará. Un camino pacífico requiere grandes inversiones y tiempo, y la guerra del agua hoy es un conflicto entre países pobres. Los posibles puntos de tensión en el Medio Oriente también son las relaciones hídricas entre Israel y Siria, Turquía e Irak.

El tema del cierre unilateral de ríos o servicios públicos de agua, como en el caso de Ucrania y Crimea, debe regularse a nivel de la ONU. De lo contrario, las guerras por el agua pueden comenzar pronto.

Summary
La guerra del Agua
Article Name
La guerra del Agua
Description
La guerra del Agua
Anon Candanga
Anon Candanga
Anonymous
Publisher Logo