07/03/2021

Inna Afinogenova:Aquí les traigo hoy esta pequeña obra de arte del periodismo libre e imparcial del siglo XXI

Haz una donación a Anon Candanga

Anon Candanga necesita su apoyo para seguir ofreciendo periodismo militar de calidad, para mantener nuestra apertura y proteger nuestra preciosa independencia. Cada contribución del lector, grande o pequeña, es muy valiosa. Apoya a Anon Candanga desde tan solo 1 €, y solo lleva un minuto. Gracias.

Por Inna Afinogenova

Aquí les traigo hoy esta pequeña obra de arte del periodismo libre e imparcial del siglo XXI. Una noticia plagada de pequeños detalles que convierten la más absoluta de las nadas en una novela de Le Carré con complejas tramas de espionaje desarrollándose en ella.

El secreto, como dice la frase hecha, está en los detalles. Analicemos el titular, con unas palabras cuidadosamente elegidas. Si leemos la noticia, veremos que lo que en el titular es “embaucar” no es más que contratar y lo que en el titular es “dinero fácil”, en el cuerpo no es nada más que pagar a un freelance por su trabajo… vamos, que “dinero fácil” es que te paguen por tu trabajo. Cifras escandalosas de “hasta 250 dólares” por artículo. Ese “hasta” quiere decir que en ocasiones les pagan todavía menos a periodistas que cobran por su trabajo y que, al ser autónomos, tienen que hacerse cargo por su cuenta del pago de impuestos y seguros médicos, en caso de necesitarlos. Les invito a que echen un vistazo a lo que suelen pagar medios internacionales por artículos elaborados y contrasten con estos “escandalosos” pagos que al parecer hace esta organización.

Pero no solo el titular contiene perlas. También encontramos frases como estas: “Este sitio web logró engañar y contratar a periodistas independientes…”. ¿A qué se debe el uso del verbo “engañar”? ¿En qué consistió el “engaño”? Pues ni lo sabe nadie, ni nos lo explican. Simplemente “contrató” a periodistas independientes, punto. También la propia periodista contratada (la única que aparece con nombre y apellidos) asegura “haber sido engañada”, sin explicar muy bien por qué. En el caso de que las acusaciones contra la organización sean ciertas, que está por ver, ¿en qué consistió el engaño? ¿En no saber quién financiaba la organización para la que escribía? No saber quién financia a tu contratador es descrito como un “engaño”… cuántos engañados debe de haber por el mundo.

Más allá de esto, volvemos al tema de fondo de siempre: si no se miente en las noticias, si no se crea una falsa realidad, si no se divulgan noticias falsas, ¿cuál es exactamente el problema de que esto lo financie el Estado ruso y por qué no supone absolutamente ningún problema cuando lo financian otros Estados o instituciones de cualquier otro país, como sucede con el caso de la propia Reuters que, además, fabrica noticias como esta? Pues seguimos sin saberlo…

https://lta.reuters.com/article/eeuu-elecciones-facebook-rusia-idLTAKBN25U1JW-OUSLT