03/03/2021

Experto de la ONU critica a EE. UU. Por ‘tratamiento inhumano’ y alto encarcelamiento de niños

Estados Unidos tiene la tasa de encarcelamiento infantil más alta del mundo

Estados Unidos tiene la tasa de encarcelamiento infantil más alta del mundo, según un experto que fue autor de un nuevo estudio de la ONU sobre el tratamiento de menores. El experto también dice que la política de separación familiar de la administración Trump está "absolutamente prohibida" por la Convención sobre los Derechos del Niño.

Haz una donación a Anon Candanga

Anon Candanga necesita su apoyo para seguir ofreciendo periodismo militar de calidad, para mantener nuestra apertura y proteger nuestra preciosa independencia. Cada contribución del lector, grande o pequeña, es muy valiosa. Apoya a Anon Candanga desde tan solo 1 €, y solo lleva un minuto. Gracias.

El líder de un estudio de la ONU sobre los derechos del niño dice que la política estadounidense de separar a los niños migrantes de sus familias, “lo llamaría un trato inhumano tanto para los padres como para los niños”.

Estados Unidos tiene la tasa de encarcelamiento infantil más alta del mundo, según un experto que fue autor de un nuevo estudio de la ONU sobre el tratamiento de menores. El experto también dice que la política de separación familiar de la administración Trump está “absolutamente prohibida” por la Convención sobre los Derechos del Niño.

El autor del informe es Manfred Nowak, un abogado de derechos humanos con sede en Viena, Austria. Discutió el expansivo Estudio Global sobre Niños Privados de Libertad en Ginebra el lunes, un día antes de que los hallazgos sean publicados formalmente.

Discutiendo la política de la administración Trump de separar a los niños de sus padres en México-EE. UU. En la frontera, Nowak dijo: “Yo lo llamaría un trato inhumano tanto para los padres como para los niños”.

Añadió: “Y todavía hay un buen número de niños que están separados de sus padres, y ni los niños saben dónde están los padres, ni los padres saben dónde están los niños. Así que eso es algo que definitivamente no debería volver a suceder. ”

Nowak dijo que su equipo estima que Estados Unidos aún mantiene a más de 100,000 niños en detención relacionada con la migración.

“Eso es mucho más que todos los demás países donde tenemos cifras confiables”, dijo.

El nuevo informe de la ONU está programado para coincidir con el aniversario de la adopción de la Convención sobre los Derechos del Niño de la ONU hace 30 años esta semana. Mientras Nowak revisaba los datos, las primeras preguntas que los periodistas le hicieron fueron sobre Estados Unidos, el único país del mundo que no ha ratificado el tratado de la ONU sobre los derechos del niño.

Nowak destacó la alta tasa de detención de niños en los Estados Unidos en su sistema de justicia.

“En general, la tasa de encarcelamiento en los Estados Unidos es muy alta también entre los adultos, y eso también se ve con los niños. Por lo tanto, son alrededor de 60 de cada 100,000 niños”, dijo Nowak. “Y eso es lo más alto que pudimos encontrar, seguido por otros como Bolivia, Botswana o Sri Lanka”.

Debido a que Estados Unidos firmó el tratado pero nunca lo ratificó, las restricciones de la convención “no se aplican formalmente a los Estados Unidos de América”, dijo Nowak. Pero agregó que Estados Unidos aún podría ser considerado responsable por el tratamiento de niños porque es parte de otros tratados sobre derechos civiles y tortura.

“En mi opinión, la forma en que separaron a los bebés de las familias solo para evitar la migración irregular de Centroamérica a los Estados Unidos de América, para mí, constituye un trato inhumano y degradante, y eso está absolutamente prohibido” por aquellos otros tratados internacionales, dijo.

“Estoy profundamente convencido de que se trata de violaciones del derecho internacional”, dijo Nowak. Añadió: “Lo mismo también es cierto para la gran cantidad de niños privados de libertad en la administración de justicia” en Estados Unidos.

El equipo de derechos humanos compiló los cientos de páginas del nuevo estudio de la ONU clasificando los registros oficiales y las respuestas de los países a sus cuestionarios, junto con otras fuentes. Nowak dijo que Estados Unidos no respondió a las solicitudes oficiales de datos de su equipo, pero agrega que gran parte de los datos que los investigadores de la ONU estaban buscando está disponible públicamente.

Nowak fue elegido para dirigir el ambicioso estudio de la ONU en octubre de 2016. Los números finales, dijo, “son cifras muy conservadoras, donde estamos 100 por ciento seguros” de su precisión.

En todo el mundo, según el estudio de la ONU, más de 7 millones de niños son privados de su libertad cada año. Sus circunstancias van desde las cárceles y la custodia policial hasta los centros e instituciones de detención migratoria.

“En general”, dijo Nowak, “la región de América del Norte es la que tiene la tasa de encarcelamiento regional más alta de niños”.

Al sur de la frontera de Estados Unidos, dice Nowak, México retiene a más de 18,000 niños en detención relacionada con la migración. Agrega que México también está deteniendo a casi 7,000 niños por motivos de justicia penal.

La tasa promedio de encarcelamiento juvenil en Europa, dijo Nowak, es de aproximadamente 5 niños por cada 100,000. La región de América Central y el Caribe, áreas donde los migrantes a menudo parten con la esperanza de llegar a Estados Unidos, la tasa es de 16, mientras que en América del Sur es de 19 niños por cada 100,000.

El informe de la ONU incluye una serie de recomendaciones para que los gobiernos mejoren la forma en que manejan a los niños que están bajo su custodia, que van desde la creación de programas legales y de justicia especiales para niños hasta la búsqueda de formas de evitar colocarlos en instituciones. Sobre todo, dijo Nowak, la detención debe verse solo como un último recurso.

“Los niños deben vivir o crecer en familias, sus propias familias, familias de acogida, entornos familiares”, dijo Nowak, “y no en instituciones donde de hecho están privados de libertad, donde hay una disciplina estricta, hay mucha de violencia. No hay amor “.

La Asamblea General de la ONU adoptó la Convención sobre los Derechos del Niño en 1989; En pocos años, se convirtió en uno de los acuerdos de derechos humanos más ampliamente adoptados en el mundo.

El pacto internacional sobre los derechos de los niños también se invocó recientemente en una queja formal ante la ONU sobre el cambio climático, ya que Greta Thunberg y otros jóvenes activistas acusaron a los países de no hacer lo suficiente para asegurar un futuro viable para los niños de hoy.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

14 − 11 =