30/10/2020

¿Estás listo para renunciar a tu derecho a la privacidad para combatir una pandemia?

¿Estás listo para renunciar a tu derecho a la privacidad para combatir una pandemia?

Haz una donación a Anon Candanga

Anon Candanga necesita su apoyo para seguir ofreciendo periodismo militar de calidad, para mantener nuestra apertura y proteger nuestra preciosa independencia. Cada contribución del lector, grande o pequeña, es muy valiosa. Apoya a Anon Candanga desde tan solo 1 €, y solo lleva un minuto. Gracias.

Las autoridades China, Israel, Rusia, EE. UU. Y la Union Europea han asegurado el acceso a los datos de ubicación de los teléfonos moviles de los consumidores o están tratando de obtenerlos. ¿Estás listo para renunciar a tu derecho a la privacidad para combatir una pandemia?

A medida que los gobiernos de todo el mundo se esfuerzan por gestionar el brote de coronavirus, los datos de ubicación de su teléfono móvil se han convertido en una mercancía muy solicitada.

Las autoridades en China, Israel, Rusia, los EE. UU., E incluso la Unión Europea, consciente de la privacidad, han asegurado el acceso a los datos de ubicación del teléfono móvil que pueden usar para identificar a las personas en riesgo de infección, o están tratando de poner sus manos en eso.

¿Pero es realmente una buena idea? Aquí están los argumentos a favor y en contra:

Esta es una emergencia, rastrea a todos: si alguna vez hubo un momento para dejar de lado las preocupaciones sobre la privacidad, este es el momento. Dar a las autoridades de salud pública acceso a los datos de ubicación de todos les da una mejor oportunidad de rastrear a las personas que han estado en contacto con casos confirmados, y ayuda a garantizar que aquellos que ya están enfermos permanezcan en cuarentena.

En este momento, los gobiernos necesitan toda la ayuda que puedan obtener. Dales los datos. Los debates sobre las implicaciones de privacidad pueden esperar.

China está en este campo. También lo son otros países de Asia, como Corea del Sur y Taiwán, que han tenido un mayor éxito al contener la epidemia, aunque todavía es demasiado pronto para decir si el acceso a los datos de ubicación de los teléfonos móviles fue el factor decisivo.

YOU MUST READ  Las tropas de la India, como la de China, atraen fuerzas militares importantes a la región fronteriza.

Los riesgos para la privacidad son demasiado grandes. Además, no hay garantía de que esto funcione: cualquiera que espere que los gobiernos y los ciudadanos participen en un debate equilibrado sobre las posibles compensaciones entre la salud pública y la privacidad personal durante una crisis devastadora probablemente esté fumando algo.

Los gobiernos buscarán tomar tanto poder como puedan y la historia muestra que rara vez devuelven poderes especiales incluso después de que las crisis desaparezcan. Además, todos los datos del mundo no son de mucha utilidad sin un plan para ponerlos a trabajar. Para cuando los gobiernos se den cuenta, la pandemia ya puede estar demasiado extendida para que herramientas digitales como esta puedan hacer una gran diferencia.

Por supuesto, la política rara vez es tan en blanco y negro. Europa, por ejemplo, está tratando de forjar un camino intermedio: está pidiendo a las compañías de teléfonos móviles que compartan datos de ubicación anónimos para ayudar a detener la propagación del virus de una manera que aún se adhiera a las estrictas leyes de protección de datos , al tiempo que emite orientación. a aquellos estados miembros que quieran aprobar una legislación de emergencia que permita un seguimiento más detallado.

En Israel ya existe una App
El COVID-19 es un gran problema por su rápida propagación y, además su control también es problemático por la gran cantidad de datos que se deben manejar. Es imposible salvo en casos extremos saber si estamos cerca de una persona infectada por coronavirus, y el conocer esta situación nos ayudaría muchísimo.

El Ministerio de Salud de Israel, ha estado poniendo en marcha una app móvil que nos advierte si tenemos cerca a una persona contagiada por el coronavirus. El programa llamado “Maguen” se puede descargar en la página web del Ministerio.

YOU MUST READ  Policías Chilenos , haciendo falsa bandera , prenden en llamas un banco

Esta app ha sido ideada para evitar que el COVID-19 siga expandiéndose por el país. Presumiblemente esta app podrá evitar que las personas se contagien estando cerca o contactando con infectados por el virus.

La app que nos avisa si hay contagiados cerca

Según rezan las instrucciones de la app, esta “recopilará tus datos de localización y los comparará con las localizaciones de gente infectada por el virus”. La app específicamente no detectará si hay una persona cercana a nosotros infectada, sino que nos advertirá en caso de que vayamnos a zonas “calientes” con personas contagiadas con una notificación.

La geolocalización es un permiso obligatorio y tenemos que cederle nuestros datos a la app para que esta funcione. Maguen (que significa Escudo en hebreo) aúna los datos de localización de personas infectadas y de personas que tuvieron contacto con ellos. Los datos abarcan 2 semanas previas a su diagnósitco, y se comparten constantemente con el Ministerio.

Pero, ¿cómo sabe Israel dónde han estado los enfermos si no tienen la app instalada? Las autoridades usan los servicios de Inteligencia del país para rastrear móviles de personas infectadas, registrando todos sus movimientos desde 2 semanas antes de dar positivos. También se rastrean personas sospechosas de estar infectadas.

Sí, es una vulneración de la privacidad de las personas. Y flagrante, ya que la naturaleza misma de la app servía a otros propósitos: la lucha antiterrorista.