Estados Unidos sanciona a parlamentarios venezolanos que no apoyan a Juan Guaidó

Estados Unidos sanciona a parlamentarios venezolanos que no apoyan a Juan Guaidó

“Intento ilegítimo de toma de posesión de la Asamblea Nacional de Venezuela”

El recientemente elegido orador de la Asamblea Nacional de Venezuela, Luis Parra, se encuentra entre los siete venezolanos objeto de una nueva ronda de sanciones de Estados Unidos, dijo el Departamento del Tesoro.

Luis Eduardo Parra Rivero; José Gregorio Noriega Figueroa; Franklyn Leonardo Duarte; José Dionisio Brito Rodríguez; Conrado Antonio Pérez Linares; Adolfo Ramon Superlano; y Negal Manuel Morales Llovera son parlamentarios sancionados por los Estados Unidos por “control de la Asamblea Nacional y bloqueo del presidente interino Juan Guaidó” …

Nadie puede estar en contra de su marioneta

Con 150 de los 165 miembros presentes, la Asamblea Nacional eligió a Luis Parra como su nuevo presidente. Parra, del partido opositor de derecha Primero Justicia, fue elegido con 81 votos. Franklin Duarte, del conservador partido cristiano COPEI (uno de los dos principales partidos políticos de Venezuela antes de la revolución) fue elegido vicepresidente de la asamblea.

José Gregorio Goyo Noriega, del propio Partido Voluntad Popular de Guaidó, fue elegido como segundo vicepresidente de la Asamblea Nacional. Y Negal Morales, del neoliberal Acción Democrática (el otro partido importante anterior a la revolución) fue elegido secretario del cuerpo legislativo.

Los cuatro partidos están firmemente en la oposición, desmintiendo las afirmaciones de que el presidente Maduro de alguna manera se hizo cargo de la legislatura.

Al menos 30 miembros moderados de la oposición se unieron a los chavistas para elegir a dos personas de partidos de extrema derecha para los más altos cargos en la Asamblea Nacional. Venezuela es un país complicado, con su propia lógica que desafía el sentido, al igual que su economía. Esta maniobra del chavismo y los moderados es el siguiente paso para romper un punto muerto político que ha paralizado al país desde 2016.

Primero Justicia ejemplifica mejor las divisiones dentro de la oposición, ya que es probablemente el partido político más dividido del país. Contiene a Parra, quien ha participado en el diálogo con el gobierno. En una conferencia de prensa después de jurar, dijo: “nosotros [la oposición] ya no estamos enganchados a la confrontación, nuestro primer y gran desafío es terminar con la confrontación … vamos a comenzar un camino de despolarización del país y la legislatura . ”

Este partido también contiene al notoriamente intransigente Julio Borges, quien se refirió a la migración venezolana como una plaga (alimentando la xenofobia anti-venezolana desenfrenada y, en algunos casos, patrocinada por el estado). Borges también ha pedido una opción militar estadounidense para eliminar a Maduro.

Las divisiones de Primero Justicia reflejan las que han dividido a la oposición en su conjunto: un ala que quiere la convivencia frente a otra que exige la conquista total.