02/03/2021

Entró en vigor la retirada de los huthis de la lista de entidades terroristas estadounidenses e instan al cese de operaciones militares

Haz una donación a Anon Candanga

Anon Candanga necesita su apoyo para seguir ofreciendo periodismo militar de calidad, para mantener nuestra apertura y proteger nuestra preciosa independencia. Cada contribución del lector, grande o pequeña, es muy valiosa. Apoya a Anon Candanga desde tan solo 1 €, y solo lleva un minuto. Gracias.

Estados Unidos ha instado este martes a los huthis de Yemen, cuyo nombre real es Ansar Alá, a que “cesen todas sus operaciones militares y vuelvan a las negociaciones” después de las últimas operaciones militares cerca de la ciudad de Marib.

Además, la coalición encabezada por Arabia Saudí aseguró este lunes haber interceptado un dron rebelde cerca de un aeropuerto comercial de este país.

Este martes entró en vigor la retirada de los huthis de la lista de entidades terroristas estadounidenses, uno de los primeros cambios puestos en marcha por la Administración de Joe Biden respecto al Gobierno de Donald Trump.

En su comunicado, el Departamento de Estado ha recalcado que más de un millón de refugiados yemeníes han buscado cobijo en la ciudad de Marib –controlada por el Gobierno respaldado por Arabia Saudí–.

Para Estados Unidos, este ataque contribuirá a empeorar la mayor crisis humanitaria que hay actualmente en el mundo, ya que casi el 80 por ciento de la población, 20 de 24 millones, necesita asistencia alimentaria.

En la misma línea, el subsecretario para Asuntos Humanitarios y coordinador de Ayuda de Emergencias de la ONU, Mark Lowcock, ha advertido en Twitter de que un “asalto a la ciudad pondría a dos millones de civiles en riesgo” y de que es “tiempo de desescalar”. Además, ha anunciado que este jueves informará de la situación ante el Consejo de Seguridad.

“Deben terminar con todos los avances militares y retractarse de realizar otras acciones desestabilizadores y potencialmente letales, incluidos ataques transfronterizos a Arabia Saudí”, subraya el comunicado del país norteamericano, que emplaza a los huthis a la mesa de negociaciones auspiciada por la ONU.

La guerra de Yemen comenzó en 2014 y enfrenta al Gobierno reconocido internacionalmente y apoyado especialmente por Arabia Saudí, cuyo líder es Abdo Rabbu Mansur Hadi, contra los huthis, que son respaldados por Irán.