24/10/2020

Entrevista del Presidente Bashar al-Assad con la Cadena de Televisión Rusa Zvezda (+video)

Haz una donación a Anon Candanga

Anon Candanga necesita su apoyo para seguir ofreciendo periodismo militar de calidad, para mantener nuestra apertura y proteger nuestra preciosa independencia. Cada contribución del lector, grande o pequeña, es muy valiosa. Apoya a Anon Candanga desde tan solo 1 €, y solo lleva un minuto. Gracias.

Entrevista del Presidente Bashar al-Assad con la Cadena de Televisión Rusa Zvezda (+video)

Damasco, SANA.

El presidente Bashar al-Assad concedió una entrevista a la cadena de televisión rusa Zvezda, a continuación el texto completo:

Periodista: Sr. Presidente, muchas gracias por darnos esta oportunidad y reunirse con nosotros. Estamos aquí en Siria en el quinto aniversario del inicio de las operaciones militares rusas en los territorios de su país, la operación que tenía por objeto liberar a Siria del terrorismo. Por eso queremos discutir con ustedes y resumir los resultados de estos acontecimientos.

Presidente Assad: Sea usted bienvenido a Siria. Es un placer conocerlos hoy y dar esta entrevista a su respetable estación de televisión.

Pregunta 1: Sr. Presidente, si miramos atrás de los eventos que ocurrieron hace cinco años, ¿cómo describe la situación que existía en Siria en 2015? ¿Esperaba usted conseguir ayuda externa para entonces?
Presidente Assad: Para resumir la situación en ese momento, puedo decir que era muy peligrosa. Los terroristas avanzaban en diferentes regiones de Siria y ocupaban ciudades, con el apoyo directo de los Estados Unidos, Francia, el Reino Unido, Qatar y Arabia Saudita; además del apoyo indirecto de otros países occidentales.

Esta peligrosa situación en Siria fue objeto de debates entre nosotros y los dirigentes militares y políticos rusos, en particular después de 2014, cuando el ISIS comenzó a operar y a ocupar grandes zonas de la estepa siria. Esperábamos, por supuesto, recibir ayuda por varias razones. En primer lugar, la posición política de Siria es importante y, por consiguiente, cualquier perturbación en esta región se extenderá a todo el Oriente Medio y afectará también a otras regiones. La lucha por Siria se remonta a tiempos prehistóricos debido a su importancia, esto no es nada nuevo. La otra razón es que el terrorismo que Siria está combatiendo es el mismo terrorismo que secuestró a los niños de la escuela de Beslán en 2004, y es el mismo terrorismo que atacó el teatro de Moscú y mató a personas inocentes. Se trata de un terrorismo mundial y, por lo tanto, interesa a Rusia, en primer lugar, atacar este terrorismo en Siria y, en segundo lugar, preservar esta estabilidad que podría afectar a los intereses de otros países, incluido el de Rusia.

Pregunta 2: Si comparamos la situación que existía hace cinco años con la situación actual, ¿cuál es su evaluación de lo que hace Rusia, el papel del Ministerio de Defensa y lo que hacen las tropas rusas que han estado operando aquí durante los últimos cinco años en el frente de guerra contra el terrorismo?
Presidente Assad: No hay duda de que el ejército ruso está muy avanzado técnicamente, esto se ha demostrado y se ha hecho evidente durante la guerra. También es altamente profesional, en términos de identificar sus objetivos con precisión y proceder con determinación para lograrlos. En cuanto al personal militar ruso con el que nos hemos comprometido a todos los niveles, desde los oficiales hasta los soldados, han trabajado incesantemente; por ejemplo, cuando las batallas eran feroces, los pilotos rusos iniciaban sus ataques aéreos a las tres de la mañana, antes del amanecer, y a veces continuaban hasta bien entrada la noche. No tenían tiempo para descansar. El ejército ruso, por supuesto, ha hecho sacrificios, algunos de sus miembros han sido martirizados en territorio sirio.

El Ministerio de Defensa ruso, que es el paraguas bajo el cual operan estos cazas, en su capacidad militar y política, ha mostrado un gran grado de credibilidad. Habría sido difícil llevar a cabo estas operaciones militares conjuntas entre nuestros dos ejércitos, si no fuera por la credibilidad del Ministerio de Defensa ruso que se hizo evidente por su transparencia, claridad e integridad en todo lo que acordamos y aplicamos juntos durante los últimos cinco años. Esto resume las impresiones de muchos militares sirios en sus relaciones con sus homólogos rusos. Me gustaría añadir un último punto: El pueblo ruso siempre ha estado orgulloso de su ejército, pero después de todas estas batallas, tiene todo el derecho de estar aún más orgulloso de sus grandes logros.

Pregunta 3: Muchas gracias por estas palabras. Volvamos a la cooperación entre los ejércitos ruso y sirio. Desde que hablamos de esto, el Ejército Árabe Sirio también ha cambiado mucho en los últimos cinco años. ¿Cuáles son las áreas de especialización que los expertos sirios, los militares sirios, han adquirido a través de su interacción con los militares rusos y el Ministerio de Defensa ruso?
Presidente Assad: No hay duda de que el ejército ruso posee una amplia gama de conocimientos. Esto se remonta a la Gran Guerra Patria, durante la cual adquirió conocimientos militares en una guerra convencional, además de los conocimientos que adquirió durante la guerra de Chechenia. Esa fue una guerra no convencional y similar a la que estamos luchando hoy en día, en el sentido de que fue apoyada por las potencias extranjeras con el fin de debilitar a Rusia y tal vez incluso con el objetivo de dividirla. Involucró a grupos terroristas que aparecieron en diferentes formas como células durmientes; todo en la guerra de Chechenia fue poco convencional.

También tenemos mucha experiencia, aunque diferente. Nuestra experiencia en la lucha contra el terrorismo se remonta a la segunda mitad de los años 70 y continuó hasta principios de los 80; también fue una lucha contra los grupos terroristas extremistas. Sin embargo, la guerra que estamos librando actualmente es similar a la guerra de Chechenia en el sentido de que es poco convencional y están siendo apoyados por potencias extranjeras; son menos que un ejército pero más que células durmientes.

Por lo tanto, la fusión de los conocimientos técnicos rusos y sirios en materia de lucha contra el terrorismo fue sin duda muy importante, especialmente porque durante este tiempo (los últimos cinco años), los terroristas han desarrollado sus técnicas de maneras que están fuera de nuestra competencia. Esto significa que ambos ejércitos tienen que aprender de las lecciones que se derivan de la lucha contra el terrorismo. Se puede decir con seguridad que militarmente fue una experiencia muy rica; y como el terrorismo no ha cesado, siempre hay nuevas lecciones que aprender, especialmente porque ninguna batalla es igual. No cabe duda de que reunir la vasta experiencia y los conocimientos de los ejércitos sirio y ruso resultó muy útil, especialmente para nosotros en Siria.

YOU MUST READ  ¿Existe una oposición moderada y nacionalista en Venezuela?

Pregunta 4: Usted sabe que al final hay similitudes entre nuestros dos países en muchos sentidos. Siria ha estado durante muchos siglos en la encrucijada de los intereses de diferentes países, o digamos de diferentes potencias. Rusia también, a lo largo de su historia, ha luchado en muchas guerras. Pero nunca hemos empezado una guerra. El enemigo siempre ha venido a nosotros. Ya que ha tocado este tema, nuestro país celebra este año el 75 aniversario de la victoria en la Gran Guerra Patria. En esa guerra, que tuvo un impacto horrible en el pueblo ruso, el punto de inflexión fue la batalla de Stalingrado, después de la cual la ofensiva comenzó hacia el oeste. Fuimos capaces de expulsar (disculpen la expresión) a los fascistas de nuestro país. ¿Podemos comparar eso con lo que le sucedió al Pueblo Árabe Sirio? Me refiero a la batalla por la liberación de Alepo, que a menudo se describe como el Stalingrado sirio. ¿Cuál es el impacto de la liberación de Alepo en el proceso de liberación de Siria del terrorismo?
Pregunta sobre una coyuntura muy importante en la guerra de Siria, la batalla de Alepo. La comparación que hace es familiar para los sirios porque Alepo fue asediada por más de dos años. Durante la mayor parte de ese tiempo fue un asedio completo, y por lo tanto si era posible traer alimentos o necesidades básicas, se hacía con un alto riesgo a través de corredores que estaban constantemente bajo fuego terrorista sin certeza de entrega. No había electricidad, ni agua, ni suministros básicos; sin embargo, la gente de Alepo se mantuvo firme durante toda la batalla.

Por lo tanto, creo que la importancia de la comparación radica en primer lugar en el asedio y también en la firmeza del pueblo. Cuando se refirió a Stalingrado, destacó la firmeza del pueblo antes de mencionar la victoria militar; en otras palabras, sin la firmeza del pueblo de Stalingrado, el ejército ruso no habría sido capaz de lanzar una gran ofensiva. Lo mismo se aplica a Siria; sin la firmeza del pueblo de Alepo, el ejército sirio no habría podido prepararse para una batalla tan importante.

Coincidentemente, otra comparación es que en Stalingrado, el ejército siguió avanzando hacia el oeste hasta el final de la Segunda Guerra Mundial. En Alepo también, el ejército se movió hacia el oeste; y para continuar el proceso de liberación hacia Idleb, también debemos seguir moviéndonos hacia el oeste.

Tanto Alepo como Damasco son las dos ciudades sirias más grandes, por lo que Alepo tiene una importancia política, económica y militar. No hay duda de que en términos de resultados estratégicos, la batalla de Alepo fue muy importante, independientemente de la superficie o el número de combatientes. Su resultado fue decisivo y cambió el curso de la guerra en Siria; y por lo tanto, creo que militar y políticamente, la situación después de la batalla de Alepo, fue muy diferente a la de antes de la batalla. Por lo tanto, la comparación que ha hecho es correcta, después de tener en cuenta, por supuesto, la diferencia de superficie entre los dos países.

Pregunta 5: Esta batalla tuvo grandes dimensiones para Siria, y también incurrió en grandes pérdidas. Jugó un papel esencial en el cambio del curso de los acontecimientos. Señor Presidente, en base al acuerdo que se firmó entre Rusia y Siria en su país, hoy en día existen dos bases militares rusas, Hmeimim y Tartous. En su opinión, ¿cuál es el papel de estas dos bases en la seguridad de Siria hoy en día? ¿Y cuál es el papel que desempeñarán en el futuro?
Presidente Assad: La función militar rusa en Siria -en particular la función de las bases militares- puede considerarse desde dos perspectivas; la primera es la lucha contra el terrorismo, que llamamos terrorismo internacional. Esto terminará un día o al menos se debilitará como resultado de las continuas batallas para eliminarlo; entonces, ¿qué viene después de este terrorismo? La otra perspectiva está relacionada con el papel de Rusia en el mundo. Hoy en día, vivimos en una jungla internacional; no vivimos bajo el derecho internacional. La razón por la que vivimos en esta jungla es que durante un cuarto de siglo no ha habido un equilibrio internacional. El equilibrio internacional requiere un papel de Rusia: políticamente – en las organizaciones internacionales, y militarmente – a través de las bases militares.

¿Cómo nos beneficiamos de esta situación? Siria, como país pequeño y como muchos países pequeños, y posiblemente incluso la mayoría de los países del mundo, se beneficiarán de este equilibrio internacional. En ese sentido, Siria se beneficiará indirectamente de este nuevo equilibrio.

Por lo tanto, no debemos tener una visión estrecha de la presencia rusa para luchar sólo contra el terrorismo, porque el plazo de la base, o del acuerdo, es de 45 años. El terrorismo no seguirá existiendo durante 45 años, así que, ¿qué viene después del terrorismo? Hay un importante papel ruso necesario para el equilibrio internacional en el que la presencia militar en diferentes partes del mundo juega un papel esencial. Por supuesto, cuando Occidente abandone el uso de la fuerza militar para crear problemas en todo el mundo, puede que Rusia no necesite estas bases, pero por ahora, Rusia y el mundo necesitan el equilibrio que he mencionado.

YOU MUST READ  Presidente Maduro: Venezuela enfrenta el COVID-19 con cuarentena voluntaria sin toque de queda o estado de excepción (entrevistado por Alfredo Serrano)

Pregunta 6: Sr. Presidente, hablemos de los que violan e ignoran constantemente el derecho internacional, y usted sabe de quién hablo. Usted es el Presidente electo de la República Árabe Siria. Usted dirigió la guerra contra el terrorismo. La ley está de su lado y el pueblo lo respalda; sin embargo, constantemente escuchamos a algunos líderes occidentales hacer malas declaraciones como: “Assad debe irse”. Recordamos muy bien como Barack Obama habló de esto. Desafortunadamente, lo mismo está siendo repetido ahora por Donald Trump. Recientemente se publicó en los Estados Unidos un libro, Fear: Trump in the White House, del famoso periodista estadounidense Bob Woodward, en el que afirma que en 2017, después del ataque con misiles a Siria, Trump quiso asesinarlo, y cito: “¡Matémoslo! Entremos. Matémoslos a todos”. ¿Cómo comenta eso? ¿Qué es lo que hizo? ¿Por qué?
En primer lugar, con respecto a las declaraciones que siempre piden la destitución del presidente: Los Estados Unidos están acostumbrados a tener presidentes, digamos, como agentes americanos, en el sentido de que los designa, y por consiguiente les dice: ahora te quedas. Y cuando su papel llega a su fin, les dice: váyanse. Están acostumbrados a eso. Yo no soy uno de esos (presidentes), y por consiguiente todas las declaraciones que hacen no nos conciernen en absoluto. No nos molestan, y no nos preocupamos por ellos. Este es un discurso americano dirigido a los propios americanos.

Pregunta 7: ¿No le molesta el desprecio de Occidente por su relación con usted, que a veces puede ser grosera?
Presidente Assad: No, no, porque es menos importante que garantizar la preocupación por ella y le diré por qué. Si miramos las recientes declaraciones de Trump citadas en el libro que mencionó, no son ni sorprendentes ni nuevas. La política americana desde la Guerra Fría, e incluso desde el final de la Segunda Guerra Mundial hasta hoy, es una política de hegemonía, de golpe de estado, de asesinatos y guerras. Por lo tanto, esto es normal, Trump no ha dicho nada nuevo.

Al contrario, tenemos que reconocer que Trump tiene un mérito importante, que es exponer al régimen americano. Para nosotros, ya estaba expuesto, pero se escondía detrás de algunas máscaras bonitas – como la democracia, los derechos humanos, y otras cosas similares. Trump es franco. Dice, “esto es lo que hacemos”. Así que aunque Trump no lo diga, debemos saber que es parte de su política y parte de su pensamiento. Los Estados Unidos no aceptan socios en el mundo y, por consiguiente, no aceptan estados independientes, incluso en Occidente. Occidente es un satélite de los Estados Unidos, no su socio. No son independientes. Los americanos no aceptan a un individuo independiente o a un estado independiente. Ni siquiera aceptan que Rusia, que es una superpotencia, sea independiente. No te aceptan ni siquiera en la historia; incluso niegan tu papel en la eliminación del nazismo, como si Rusia no tuviera ningún papel en ello.

Entonces, si no han aceptado a Rusia en el pasado, ¿por qué la aceptarían en el presente? Y si no han aceptado al gran estado ruso como independiente, ¿aceptarían a Siria, un país más pequeño, como un estado independiente? Este es el problema con los americanos: no aceptan a ningún individuo que actúe en el mejor interés de su país, ningún individuo que se respete a sí mismo, o que mantenga una decisión nacional independiente.

Pregunta 8: Sí, esta es otra similitud entre nuestros dos países. Bueno, ¿podemos hablar del proceso de concesión de amnistía a los miembros de los grupos armados. ¿Cómo va el proceso de reconciliación entre los oponentes? En julio se celebraron elecciones parlamentarias en las que ganó la coalición gobernante. Le felicitamos por ello, pero está claro que el problema de la oposición sigue ahí.
Todavía recuerdo que cuando se llevaron a cabo las conversaciones de Ginebra, los representantes del gobierno y de la oposición fueron llevados a las salas de reuniones desde diferentes puertas, para que no se pelearan entre ellos. ¿Cómo va este proceso ahora? ¿Qué hay de nuevo en el comité constitucional? ¿Cuál es el papel de los mediadores internacionales en este proceso? ¿El papel de las Naciones Unidas? ¿Cuál es el papel de Rusia? ¿Y en quién confía usted personalmente en este proceso?

Presidente Assad: En lo que respecta a las negociaciones, Rusia e Irán desempeñan un papel importante en el apoyo a estas negociaciones y en su avance para tratar de lograr algo, aunque sea parcialmente, porque las negociaciones llevarán mucho tiempo. Pero seamos francos. Cuando hablamos de otro partido al que llamamos “la oposición” – y usted tiene oposición en su país – un requisito previo de la oposición es que sea patriótica, y que provenga del interior del pueblo ruso y represente al menos una parte de él. Sin embargo, cuando usted, como ciudadano ruso, sabe que esta oposición, o esta persona, está vinculada a un organismo de inteligencia extranjero, no la llama oposición, porque la oposición está vinculada al patriotismo.

En cuanto a lo que ocurre en las negociaciones, hay un partido apoyado por el gobierno sirio porque representa sus puntos de vista. Sin embargo, hay otro partido que ha sido elegido por Turquía, que no es un partido sirio. Turquía y los países que la respaldan, como los Estados Unidos y otros, no tienen interés en alcanzar ningún resultado genuino en las deliberaciones del comité. Están tratando de debilitar y desmantelar el Estado; esto es exactamente lo que ha sucedido en otras regiones en las que los Estados Unidos intervienen e imponen una constitución que conduce a los disturbios y al caos en lugar de a la estabilidad.

YOU MUST READ  Ahí les Va Rusia 'desestabiliza' Colombia, 'Delcygate

Esto es algo que no aceptamos y no negociaremos sobre cosas que socavan la estabilidad de Siria. Por eso, si realmente queremos que las negociaciones den resultados, todas esas personas deben seguir el ejemplo de lo que quiere el pueblo sirio, en sus diferentes secciones y afiliaciones políticas. Creo que las próximas rondas de negociaciones lo demostrarán más claramente. Si el diálogo es sirio-sirio, tendrá éxito. Pero mientras haya interferencia extranjera, las negociaciones no pueden tener éxito.

Pregunta 9: Si no le importa, me gustaría hacerle una serie de preguntas personales que tienen que ver con el pasado de una manera u otra. ¿Puede decirnos si ha pensado, a lo largo de todos los horribles acontecimientos que usted y su país han experimentado durante la guerra, que estaba entre la vida y la muerte? ¿Ha pensado en eso en algún momento?
Presidente Assad: Si hubiera venido a Damasco antes de 2018, por ejemplo, habríamos estado sentados aquí con los proyectiles cayendo a nuestro alrededor de vez en cuando. La muerte era una probabilidad para cualquier ciudadano, cualquiera que caminara en la calle o en un autobús, en su auto, yendo al trabajo o a cualquier lugar. Podrían haber sido golpeados por proyectiles que podrían haber causado la muerte o lesiones. Esa era una probabilidad durante la guerra. Pero creo que los humanos, por naturaleza, son capaces de adaptarse a esta situación, en cualquier país o lugar del mundo. Por eso la vida continuó en Damasco, y yo personalmente fui a trabajar todos los días, nunca me detuve en ningún momento, ni siquiera bajo los bombardeos. No había otra opción. Uno no puede esconderse; de lo contrario los terroristas habrían logrado sus objetivos. Nuestra fuerza es que la vida continuó. Por eso creo que con el paso del tiempo, uno deja de pensar en ello. Tal vez, se convierte en parte de tu mente subconsciente, pero no en parte de tu pensamiento diario; se convierte en algo a lo que te acostumbras.

Pregunta 10: Mirando su vida actual, como presidente de un estado que lidera la lucha contra el terrorismo, ¿es la vida que soñó en un momento dado cuando tenía un tipo de vida diferente?
Presidente Assad: Este terrorismo que estamos experimentando hoy en día nos ha estado atacando desde los años 50. En cada etapa, desarrolló sus técnicas. En la década de 1950 creó el caos pero no estaba armado, en la década de 1960 comenzó a estar armado. En los 70 y 80 se organizó, y hoy este mismo terrorismo ha desarrollado sus tácticas y ha ganado apoyo político, con el respaldo de países y bancos.

Nuestro destino con el terrorismo ha existido incluso antes de que yo, y la mayoría de los sirios, naciéramos y por lo tanto debe permanecer siempre en nuestras mentes. Incluso si derrotamos este terrorismo, siempre debemos pensar que podría volver. Por la sencilla razón de que, ante todo, no se trata de individuos en tanto que se trata de ideología; mientras Occidente siga tomando como referencia su pasado colonial y siga pensando en la hegemonía, es inevitable que siga dando vida a este terrorismo en otras formas. Debemos pensar de manera realista que, aunque se eliminara, podría aparecer más tarde en otras formas. Por eso la batalla para nosotros, es contra la ideología terrorista antes que contra los terroristas como individuos; cuando esta ideología sea eliminada, Occidente y los enemigos de Siria, ya no tendrán las herramientas para resucitarla.

Periodista: ¿Usted cree?

Presidente Assad: Creo que sí, porque Occidente no cambiará en el futuro inmediato. Y también porque la guerra intelectual es más difícil que la guerra militar y lleva más tiempo rehabilitar y equipar a las nuevas generaciones con el tipo de pensamiento adecuado: con un pensamiento no extremista, no fanático, con una mente abierta. Así como esta ideología terrorista se ha desarrollado desde la década de 1960; tomó 50 años para llegar a la etapa en la que estamos. No aparece y se extiende por todo el mundo de la noche a la mañana. Se han gastado cientos de miles de millones para establecerla y Occidente la ha apoyado desde los días del dominio británico, incluso antes de la presencia estadounidense. Han apoyado el extremismo religioso desde principios del siglo XX; por lo tanto, combatirlo necesita tiempo.

Periodista: Esperamos lo mejor, y que con la ayuda de Dios, y con una mente abierta, ganaremos juntos. Sr. Presidente, gracias por reunirse con nosotros, y por el tiempo que se ha tomado para responder a nuestras preguntas. Permítanos desearle a usted y a su familia buena salud y bienestar, y desearle a Siria paz y prosperidad. Gracias.

Presidente Assad: Gracias; y quisiera aprovechar esta oportunidad para enviar mis saludos, a través de su programa, a las familias de los combatientes rusos en Siria. Como mencioné al principio, el pueblo ruso está orgulloso de lo que su ejército ha logrado en Siria, pero estas familias tienen ciertamente el derecho de estar aún más orgullosas, que cualquier otro ciudadano, de los grandes logros alcanzados por sus hijos en Siria; no sólo han protegido al pueblo sirio, sino que también han protegido a sus propias familias y a sus compatriotas rusos.

Una vez más, son bienvenidos en Siria, y gracias.

Periodista: Muchas gracias por estas amables palabras.

Fuente: SANA
Traducción: Siria En Español