Activistas organizan una manifestación en apoyo de la mujer palestino-jordana Hiba Al-Labadi

Activistas palestinos e israelíes lanzaron una campaña viral el domingo exigiendo la liberación de una ciudadana jordana que ha estado en huelga de hambre durante el último mes después de haber sido encarcelada por Israel sin juicio desde agosto.

Hiba al-Labadi, una ciudadana palestina-jordana de 24 años, fue detenida por las fuerzas israelíes el 20 de agosto en el cruce fronterizo del puente Allenby mientras viajaba de Jordania con su madre a una boda en la ciudad cisjordana de Jenin. Según los informes, su arresto estuvo relacionado con reuniones que presuntamente tuvo con afiliadas de Hezbollah durante una visita previa a Beirut, donde estaba visitando a su hermana.

Al-Labadi ha estado en huelga de hambre durante 35 días.

El domingo, activistas en Israel lanzaron una acción de protesta de 30 horas en la Plaza Habima de Tel Aviv durante la cual varias mujeres se sentaron esposadas a una silla dentro de una caja transparente destinada a parecerse a la celda de interrogatorio de al-Labadi. La acción hizo que los transeúntes se detuvieran y tomaran fotos , y varios de ellos llamaron a la policía para denunciar a una “anciana atada a una silla”. Dos agentes llegaron a la escena para investigar las quejas.

La acción hizo que los transeúntes se detuvieran y tomaran fotos , y varios de ellos llamaron a la policía para denunciar a una "anciana atada a una silla". Dos agentes llegaron a la escena para investigar las quejas
La acción hizo que los transeúntes se detuvieran y tomaran fotos , y varios de ellos llamaron a la policía para denunciar a una “anciana atada a una silla”. Dos agentes llegaron a la escena para investigar las quejas

La detención administrativa es una práctica que Israel usa para detener a palestinos (y ocasionalmente a algunos judíos) sin cargos ni juicio, indefinidamente. Las órdenes de detención administrativa se revisan cada seis meses, pero a los detenidos no se les informa de qué delitos se les acusa ni se les muestra evidencia en su contra. El resultado es que es prácticamente imposible defenderse de una orden de detención administrativa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diecinueve − trece =