26/10/2020

5G en uso militar explica que los aliados de Estados Unidos y la OTAN se niegan a la empresa china

Haz una donación a Anon Candanga

Anon Candanga necesita su apoyo para seguir ofreciendo periodismo militar de calidad, para mantener nuestra apertura y proteger nuestra preciosa independencia. Cada contribución del lector, grande o pequeña, es muy valiosa. Apoya a Anon Candanga desde tan solo 1 €, y solo lleva un minuto. Gracias.

Si eres de los que creen que algunos gobiernos están en contra de que las empresas chinas se encarguen de la infraestructura 5G de tu país, es para que los chinos no vean tus bonitos selfies de tu smartphone y no enciendan la tostadora para joderte. , déjame sacarte de dudas.

Si bien las tecnologías anteriores se perfeccionaron para crear teléfonos inteligentes cada vez más avanzados, 5G está diseñado no solo para mejorar su rendimiento, sino principalmente para vincular sistemas digitales que necesitan enormes cantidades de datos para funcionar automáticamente. Las aplicaciones 5G más importantes no estarán destinadas al uso civil, sino al dominio militar.

La “Estrategia 5G”, aprobada el 2 de mayo de 2020, declaró que

“El Departamento de Defensa debe desarrollar y emplear nuevos conceptos de operación que utilicen la conectividad ubicua que ofrecen las capacidades 5G para aumentar la efectividad, resiliencia, velocidad y letalidad de nuestras Fuerzas”.

El Pentágono ya está experimentando aplicaciones militares de esta tecnología en cinco bases de fuerzas aéreas, navales y terrestres: Hill (Utah), Nellis (Nevada), San Diego (California), Albany (Georgia), Lewis-McChord (Washington), Dr. Joseph Evans, director técnico de 5G en el Departamento de Defensa, en una conferencia de prensa el 3 de junio confirmó.

Luego anunció que las aplicaciones militares 5G pronto se probarán en otras siete bases: Norfolk (Virginia), Pearl Harbor-Hickam (Hawái), San Antonio (Texas), Fort Irwin (California), Fort Hood (Texas), Camp Pendleton ( California) y Tinker (Oklahoma).

Los expertos predicen que la 5G jugará un papel decisivo en el desarrollo de armas hipersónicas, incluidas las ojivas nucleares: se deben recopilar, procesar y transmitir grandes cantidades de datos muy rápidamente para guiarlos en trayectorias variables, escapando de los misiles interceptores. La misma recolección de datos es necesaria para activar las defensas en caso de un ataque con tales armas, apoyándose en sistemas automáticos.

YOU MUST READ  Imágenes de policías estadounidenses matando a tiros a otro inocente

La nueva tecnología también jugará un papel clave en la red de batalla, pudiendo conectar millones de equipos de radio bidireccionales en un área limitada.

5G también será extremadamente importante para los Servicios Secretos y las Fuerzas Especiales: hará posible sistemas de espionaje mucho más efectivos y aumentará la letalidad de los asesinos de drones.

Estas y otras aplicaciones militares de esta tecnología ciertamente se están estudiando en China y otros países también. Por lo tanto, el 5G en curso no es solo una guerra comercial.

El documento estratégico del Pentágono lo confirmó: “Las tecnologías 5G representan capacidades estratégicas cruciales para la seguridad nacional de Estados Unidos y para la de nuestros aliados”. Por tanto, es necesario “protegerlos de nuestros adversarios” y convencer a nuestros aliados de que hagan lo mismo para garantizar la “interoperabilidad” de las aplicaciones militares de 5G dentro del marco de la OTAN.

Esto explica por qué Estados Unidos y sus aliados han excluido a Huawei y otras empresas chinas de las licitaciones de suministro de equipos de telecomunicaciones 5G.

“La tecnología 5G” – explica el Dr. Joseph Evans en la conferencia de prensa en el Pentágono – “es vital para mantener las ventajas militares y económicas de Estados Unidos”, no solo frente a sus adversarios, especialmente China y Rusia, sino contra sus aliados.

Por esta razón,
“El Departamento de Defensa está trabajando en estrecha colaboración con socios industriales, que invierten cientos de miles de millones de dólares en tecnología 5G, con el fin de explotar estas inversiones masivas para aplicaciones militares de 5G”, incluidas las “aplicaciones de doble uso” militares y civiles. . .

YOU MUST READ  Capacidades del satélite Jilin-1 de China

En otras palabras, la red comercial 5G, construida por empresas privadas, es utilizada por el Pentágono a un costo mucho más bajo de lo que sería necesario si la red se construyera únicamente con fines militares.

Los usuarios comunes, a los que las multinacionales 5G venderán sus servicios, van a pagar por una tecnología que, como prometen, debería “cambiarnos la vida”, pero que al mismo tiempo servirá para crear una nueva generación de armas por una guerra, es decir, el fin de las generaciones humanas.

Este artículo apareció por primera vez el 10 de diciembre en el periódico italiano Il Manifesto. Traducción: Pete Kimberley. La primera versión en inglés se publicó en Global Research